Afiliate SISTEMA FENIX

C.D. DIOCESANOS 8-1 C.F. VENTA DE BAÑOS

Fría tarde de sábado en Ávila, con la famosa muralla de testigo de fondo, para un partido que iba a enfrentar al C.F. Venta de Baños con el C.D. Diocesanos. Los locales, inmersos en la zona alta de la tabla, iban a medir en el Campo Sancti Spiritu a los de Litos, que atraviesan una fase complicada de la temporada.

De inicio Litos formó con Marcos, Jesús, Jambo, Fran H., Pinto, Alex, Diego, Andrés, Iván Redondo, Francisco y Alvaro. Esperando en el banquillo quedaron David, Guiri, Moha y Amine.

No estaban dispuestos los abulenses a sufrir ningún susto en este partido y por ello tomaron la iniciativa desde el primer momento, volcando todo su juego en terreno venteño. Desde los compases iniciales circulaban el balón con gran velocidad evitando que los nuestros intervinieran apenas en el juego. Buscaban siempre la profundidad de sus extremos a las espaldas de nuestra defensa que hoy iba a tener trabajo en exceso. Durante los primeros 20 minutos el Venta de Baños se encontraba bien plantado en el terreno de juego, a pesar del dominio local, aguantando todas y cada una de las embestidas de un Diocesanos que buscaba sin tregua el gol. Sin embargo, este llegaría mediada la primera parte. Los locales lo habían buscado desde el primer minuto, pero sus frutos empezaban a llegar una vez que abrieron el marcador, pues no había pasado ni un cuarto de hora desde que batieran a Marcos por primera vez y ya se encontraban con un 3-0 en el luminoso. Los nuestros esperaban que cesase el ritmo que estaba imponiendo el Diocesanos, pero ese bajón no llegaba y las acometidas sobre el área de Marcos se seguían sucediendo una y otra vez. Al filo del descanso, los locales sentenciarían el partido con un cuarto tanto que les daba un margen amplio para afrontar la segunda mitad con la tranquilidad que da un resultado así.

Empezaba la segunda mitad con el monólogo abulense en el terreno de juego, como si volviese a empezar el partido, con una rápida transición de balón y llevando el peso del partido en todo momento. Los nuestros, con una actitud irreprochable en el día de hoy, trataban de evitar un bochornoso resultado, pero su empeño iba a ser inútil puesto que tenían en frente al, posiblemente, mejor equipo de la categoría, al menos el que mejor juego ha desplegado contra el equipo rojillo en lo que va de campaña.

De nuevo, los locales volvían a asestar la portería de Marcos y hacían el quinto tanto. Apenas 5 minutos después Fran anotaría el tanto venteño en un alarde de insistencia. Ya con el 5-1 y con muchos minutos de juego por delante, el partido seguía el curso que había tenido durante todo el encuentro y solamente en los minutos finales, de nuevo con una marcha más de los abulenses, iban a abultar aún más el resultado derribando hasta en tres ocasiones la portería rojilla. Resultado escandaloso para un equipo que, no se merece este tipo de golpes, en una categoría en la que se está trabajando hasta la extenuación para tratar de asentarse en una zona cómoda que asegure la permanencia.

Sin duda hoy no era el día para esperar atisbos de una reacción a la mala racha de resultados, pero los nuestros fueron a Ávila con numerosas bajas y dispuestos a plantar batalla lejos del Amador Alonso. La batalla fue un monólogo del Diocesanos y no se podrá reprochar nada la actitud demostrada por el Venta de Baños en el terreno de juego. En frente tuvieron a un equipo candidato a ganar esta liga y lograr el ascenso a Tercera División, con jugadores de gran calidad que mostraron un ritmo de juego que pocos equipos van a desplegar durante esta campaña.

Sin más, le mandamos todo el ánimo del mundo a la plantilla que continúa buscando la mejora a base de trabajo y sacrificio.