Afiliate SISTEMA FENIX

UNAMI C.P 3-1 C.F.VENTA DE BAÑOS

Volvía el Club de Fútbol Venta de Baños a disputar un encuentro lejos del Amador Alonso. En esta ocasión, en la capital segoviana, en el espectacular estadio de la Albuera y contra el Unami, equipo habitual de la regional castellanoleonesa acostumbrado a copar las posiciones altas de la tabla. Se presentaba el conjunto venteño como actual líder de la categoría y al conjunto segoviano le precedían una victoria y un empate para llegar situado al encuentro en la cuarta plaza.

Con el claro objetivo de aguantar el fuerte empuje inicial del equipo local, Litos contó de inicio con: Cerrato, Jesús, Fran Hontiyuelo, Jambo, Iván Romanos, David, Alex, Jairo, Ivan Redondo, Andrés y Fran. En el banquillo esperando su momento estaban: Pinto, Guiri, Iordan, Diego y Juan.

Pocas novedades en el once inicial para un encuentro que comenzó con un equipo venteño, desubicado en el terreno de juego, puesto que no habían pasado ni 30 segundos de partido cuando una falta lateral botada por el equipo local, terminaba dentro del arco defendido por Cerrato,  tras una serie de infortunios y errores de la zaga ferroviaria. Duro mazazo sufrido por los rojos en el inicio que iban a tener que remar en contra en un partido que, ya de por sí, se preveía complicado. Pero este mazazo no iba a ser el único quebradero de cabeza para los nuestros que veían como el Unami imponía su superioridad sobre el césped. Eran contínuas las internadas de los jugadores locales que se plantaban delante de la portería venteña. Sin embargo, hacían bastante daño a balón parado. De esta forma, en otra falta lateral, Cerrato que estaba disputando sus primeros minutos en la presente temporada, iba a intervenir de manera magistral sacando una mano para evitar que se ampliase el marcador.

Pasaban los minutos y el Venta de Baños continuaba sin dar señales sobre el terreno de juego y se disponía sobre el verde a merced de un Unami, que hacía mucho daño en todas sus transiciones de balón. Únicamente, se llegaba al borde del área local con balones en largos procedentes de la zaga venteña pero la defensa segoviana hacía inútiles todos los esfuerzos de los nuestros.

Alcanzados los 25 minutos de juego, tras un error infantil en el saque de una falta de Unami, el conjunto segoviano iba a ampliar la diferencia en el marcador después de una internada por banda del jugador local que servía en bandeja a su delantero para que empujase el balón a las mallas. 2-0. Se escapaba por momentos un partido, en el que solo había un equipo sobre el césped, pero que había abierto brecha en el marcador gracias a dos graves errores de los nuestros.

Avanzaban los minutos sin atisbos de una reacción de los rojos, que empezaban a acusar el sofocante calor sobre la Albuera y veían con impotencia cómo su trabajo estaba siendo en vano.  Pudieron irse al descanso con un tercer tanto en contra, de no ser porque Alex estuvo acertado bajo palos para despejar un balón que se colaba en la red. De este modo se alcanzaba el descanso para poder hacer una lectura de lo que había sido la primera parte, un monólogo local en todo momento.

Arrancaba la segunda parte con una disposición similar a la de la primera, puesto que los segovianos tenían la iniciativa del juego pero se empezaba a ver a un Venta de Baños, que ya no tenía nada que perder en este encuentro y parecía dispuesto a asumir más riesgos de lo habitual para tratar de sacar algo positivo. Así pues, no habían transcurrido ni 10 minutos de esta segunda mitad, cuando un balón en largo iba a caer en las botas de Fran, que después de recorrer varios metros por detrás de la defensa se iba a plantar delante del portero para batirlo y recortar distancias en el marcador. 2-1. Era exactamente lo que necesitaban los nuestros para volver a tener sus opciones en el partido. Se habían encontrado con un resultado que ya no era tan adverso como antes del parón y empezaron a ver que si trabajaban como en anteriores jornadas iban a tener, de nuevo, sus opciones de puntuar en este campo tan emblemático. Este tanto de Fran coincidía con unos buenos minutos del Venta de Baños, que defendía con tal intensidad y garra las acometidas de Unami, que comenzaron a cargarse de tarjetas, corriendo así el riesgo de no acabar con los once sobre el terreno de juego. Corría el minuto 70 cuando el dominio local se empezó a hacer latente de nuevo en el césped. Sin embargo, los nuestros no se arrugaban con dicha superioridad como ocurrió en la primera parte. Cerrato tuvo que intervenir en varias ocasiones de manera providencial para mantener al equipo metido en el partido. Cuando el partido llegaba a los últimos minutos y con un Fran Hontiyuelo como delantero, el propio zaguero venteño tuvo en sus botas el empate cuando el defensa segoviano evitó bajo palos el empate. Eran unos minutos de infarto en la Albuera, pues no se habían recuperado los segovianos del susto cuando llegaban con peligro al área de Cerrato a punto de sentenciar. Fran de nuevo la tendría para hacer las tablas pero su disparo se fue alta.Ya con el tiempo cumplido, en la última jugada del partido, el empate iba a estar primero en las botas de Juan y después de Romanos que no acertaban a batir la portería local desde dentro del área. En esa misma jugada, a la contra y con el descuento casi agotado el Unami iba a aprovechar la velocidad de su delantero que batía a Cerrato sentenciando, ahora sí, el partido y costando así la primera derrota de los nuestros esta temporada. 3-1. Final del partido.

Lo más destacado del partido de hoy fue el trabajo del equipo en la segunda mitad, que con un marcador adverso, supo afrontar 45 minutos sacudiéndose del dominio local esperando tener sus oportunidades sobre el césped. Lástima de una primera parte bastante mala que permitió a Unami encarar el partido de una manera más cómoda con un resultado favorable desde el primer minuto.

Estamos seguros que lo sucedido en la capital segoviana servirá de aprendizaje para los nuestros que, de momento, se ubican en la zona tranquila de la tabla para afrontar el próximo encuentro contra El Bosco en el Amador Alonso.

Sin más, nos despedimos sobre estas líneas esperando narrarles los éxitos de nuestro equipo.